Una correcta recuperación después del ejercicio

Una correcta recuperación después del ejercicio

Una correcta recuperación después del ejercicio 1280 720 genli_admin

No todos conocen la importancia de una correcta recuperación después de terminar el entrenamiento del día, esto principalmente porque debemos dejar que nuestro cuerpo comience a recuperarse y regenerarse de forma habitual sin llevarlo al extremo, para ello seguramente has escuchado que existen 2 tipos de recuperación.

Recuperación pasiva:

Es la que el cuerpo se regenera de forma natural y por su propia cuenta, esperando que logre recuperar sus capacidades de carga de entrenamiento y recuperación física.

Recuperación activa:

Es la que se influye en su recuperación mediante una serie de pasos positivamente para lograr que el proceso de regeneración sea más rápido y de este modo se pueda entrenar más rápido e inclusive aumentar las cargas de entrenamiento.

Seguramente hemos realizado la segunda inconscientemente que de ninguna manera se considera que sea malo, pero sería mucho mejor utilizar la primera, puede ser un poco lenta pero hoy te queremos compartir algunos consejos que posiblemente dejas pasar desapercibidos y para ello es importante tomar en cuenta los siguientes puntos:

Un correcto descanso:

Es importante que tomes en cuenta que entre cada sesión de entrenamiento consideres un descanso como mínimo de 24 horas antes de volver a regresar al gym, también es muy cierto que la mejor recuperación es dormir por lo menos 8 horas, es mucho más fácil y rápido.

Una buena alimentación:

Tener una alimentación balanceada es esencial en la recuperación ya que el cuerpo necesita energía para recuperarse, considerando que el consumir proteína te ayuda mucho en el proceso de regeneración y sobre todo consumir agua durante el día.

Baños de agua fría y/o caliente:

Tomar un baño puede ser relajante y más después de regresar de un entrenamiento tan pesado, por ello se recomienda que tomes una ducha alternando agua fría y caliente durante 30-40 segundos y repitiendo el procedimiento 5–8 veces.

El agua fría te ayuda a reducir los dolores musculares, mientras que el agua caliente ayuda a la correcta circulación de la sangre, permitiendo que los músculos y los tendones se relajen.

Un masajito siempre ayuda:

Realizarte un masaje después de un largo día y de un entrenamiento pesado, ayuda a mejorar el bienestar y la circulación que fomenta la distribución de los nutrientes.

Ahora ya conoces las bases de una correcta recuperación después de un entrenamiento pesado, deberías tomarlas en cuenta y dejar que tus músculos y cuerpo se regeneren de forma natural y a su debido tiempo. Conoce más consejos en Genlipharma.

    error: Content is protected !!